Panda Raid 2016: Etapa 4: Merzouga - Tazulait
Featured

09 Marzo 2016
Author 

 

Amanece en Merzouga y la primera tanda de Pandas se dispone a salir a las 7.30 a.m. Ha sido una buena noche, sin mucho frío, lo que ha permitido el descanso de todos. Por delante hay 248 kilómetros, ¡esto ya está hecho!

El cansancio se nota. Es la cuarta etapa de Panda Raid y tras casi cinco días de aventura, los pilotos, copilotos y vehículos sienten los achaques del viaje. Al coche cada día se le caen más piezas. Tenemos el contacto “puenteado” y la puerta del copiloto dejó de abrir el segundo día. Pero tantos días de trayecto tienen también una parte muy positiva, que es la de saber manejar situaciones complicadas como son las zonas de arenales, los caminos empedrados y las cuestas con mucha pendiente.

Con 10 horas por delante para realizar el recorrido, los participantes se encontraron con variedad de entornos a los que tuvieron que adaptar las técnicas de conducción. La primera pista, una calzada rápida, les permitió observar desde la carretera las dunas del desierto de Erg Chebbi, con la famosísima Gran Duna al fondo, una de las más grandes del mundo. Más adelante, en el palmeral de Rissani, tuvieron que extremar la precaución por la abundancia de niños y bicicletas circulando; para ello hay que reducir la velocidad y poner los cuatro ojos (los dos del piloto y los del copiloto). Pero el espectáculo no ha hecho más que empezar, ya que unos kilómetros más adelante, los Pandas bordean la Antigua Fortaleza Portuguesa, una antiquísima cárcel que fue escenario de la legendaria película “La Momia”; un tramo de cine donde muchos de los participantes terminaron desorientándose por su dificultad.

Las pistas rápidas fueron el siguiente tramo de la cuarta etapa; el momento perfecto para recuperar tiempos y poner la máquina al máximo de su capacidad. Los Pandas no corrían, casi volaban, a su llegada a al paso del Mharech, el punto más al sur de Marruecos, donde prácticamente se toca la frontera con Argelia. Desde los vehículos pudieron intuir el archiconocido oasis de Mharech, una maravilla natural que no deja de asombrar a quien lo contempla.

En la subida hacia el campamento, los Pandas volvieron a encontrar pistas rápidas plagadas de ríos de arena que tuvieran que sortear, atravesando por antiguos pueblos bereberes, todavía habitados, hasta llegar a la carretera principal que les llevaría al lugar donde pasarán la noche. Por culminar una etapa divertidísima, pero agotadora, la llegada a las jaimas fue por una pista bastante ondulada, para que nuestros Pandas terminaran el día “dando botes de alegría”.

En el campamento se reparan los desperfectos causados por tanto trote: ruedas reventadas, lunas rajadas, cubre cárter descolgados y demás pequeñeces, para que mañana las máquinas más perfectas del mundo puedan volver a hacer disfrutar a sus pilotos y copilotos, y a toda la gente que está siguiendo esta apasionante aventura llamada Panda Raid.

Clasificación etapa 4

Clasificación general después de la etapa 4

1053 Visitas
Julio Rodríguez

Galería Fotográfica

  

  

Videos

Revista creada y alimentada por amantes del motor para amantes del motor. En 2012 la unión de varios amigos apasionados al motor, concretamente a los rallyes decidieron unir fuerzas y crear REVISTAMOTOR. Con el objetivo de informar a los amantes del motor de todas las novedades y sucesos de este deporte de la forma más clara y objetiva.

MEDIO ACREDITADO

PANDA RAID

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información y limitar el uso de cookies en nuestra Política de Cookies.
Más información De acuerdo